Mes: septiembre 2018

06 Sep 2018

¿Por qué no vendes ni en internet ni en Facebook?

¿por qué no vendes ni en internet ni en Facebook?

Un secreto a voces de por qué no vendes lo que quieres en Internet

Una de las preguntas más frecuentes en el medio y que nos realizan clientes, amigos, conocidos y a veces hasta por redes es: “Por qué no vendo con Facebook”

Varias personas nos han dicho que han invertido mucho dinero, pero que cuando se ponen a hacer números, están en pérdidas.

La verdad es que no hay una respuesta universal que se pueda contestar al 100% de por qué no vendes… pero consideramos que el error más grande es que las marcas consideran a Facebook como un local comercial físico. Puede que te sorprenda, pero sí, así es.

Creen que Facebook funciona igual que un local físico a media calle concurrida. Un día rentas el local, lo reformas, le colocas un mostrador, te pones el uniforme… y entonces te comienzan a caer clientes.

Siento mucho decirlo, pero el Internet no funciona así.

Y no funciona así porque a diferencia del plano real y la calle, en donde normalmente hay transeúntes y pueden pasar frente a tu local, en la red no necesariamente ocurre… menos en el marketing digital para pymes.

Nadie irá a tu “local digital” a menos que lo atraigas o lo hales.

¿Cómo atraer clientes?

¿Cómo atraerlo? La respuesta es simple: marketing de contenidos + inbound marketing, que puedes definirse como la creación de contenido relevante que haga que la audiencia visite tu sitio; y si el contenido es lo suficientemente bueno, haga que regrese una y otra vez o se suscriba, dejándote entonces su correo para que tú puedas contactarle. Tienes ya un prospecto y lo puedes convertir en cliente.

Esto es lo que mejor funciona… pero la realidad es que 9 de cada 10 marcas… (no, menos, como 11) no quieren hacerlo; ya sea porque les da flojera, no tienen el recurso humano, dicen que no tienen capacidad, imaginación, entre otros.

De modo que lo siguiente que hacen es… tratar de halarlos.

¿Cómo se halan clientes?

Hay varias formas en el marketing digital, pero las más recurrentes son las plataformas de publicidad de Google y Facebook. La primera opción se ha vuelto algo cara para muchas personas y algo complicada de usar si no tienes un buen conocimiento del cómo. Los segundos son, por ahora, más baratos y sencillos de utilizar.

 

¿El gran problema?

¡Creen que venderán de inmediato! Señores… Eso no pasa en gran porcentaje.

Y la razón es más simple de lo que parece: a menos que hayas hecho la tarea antes: darte a conocer, crear contenido de interés que haya hecho que tu audiencia te mire e interactúe… ¡A menos que hayas hecho eso, no te van a comprar en internet! Tienes que crear confianza, y eso toma un proceso.

De por sí la tasa de conversión promedio a nivel mundial es del 3% (y hablamos de marcas que hacen buenos esfuerzos previos), ahora imagina cuál es la tasa de conversión de una marca a la cual la audiencia nunca ha visto y que de repente aparece en la fiesta social de Facebook y te dice ¡cómprame!

No nos tienes que creer a nosotros.

Dennis Yu (CTO de Blizzmetrics) lo ilustra muy bien con el cortejo a una chica. ¡No esperes que pase de TODO la primera vez que la saludas!

También lo explica con el gimnasio. ¿Por qué crees que venderás en Facebook con un anuncio? Es como ir una vez al “gym” y esperar que tengas el abdomen marcado al salir.

Dennis señala que necesitas postear contenido y gracias a este generar relaciones con la audiencia… que te miren… que vean quién eres… qué idea defiendes… y sí, también qué producto vendes… y una vez que hayas hecho eso, entonces sí ¡Pum! de repente sueltas alguna oferta… y es entonces que sucede la magia, NO antes.

Sí, el típico viaje del comprador que todo mundo se quiere saltar: Darse a conocer, el futuro cliente interactúe con nuestra marca, y esta persona nos tome como la mejor opción de compra.

El marketing en Facebook, Dennis lo describe como sembrar un árbol de plátano… Al parecer muchos quieren comprar plátanos en el súper… pero el marketing en Facebook NO funciona así… consiste en sembrar tu árbol, hacerlo crecer y al paso del tiempo dará frutos… y serán constantes… y no de una sola vez, pero… ¡Por favor, no quieras obtener la penca al primer posteo!, ¡no pasa!

La idea no es nueva.

Gary Vee la ha defendido en su libro Jab, Jab, Jab, Right Hook: How to Tell Your Story in a Noisy Social World (que significa exactamente lo mismo). Golpe, golpe, golpe… que desgaste la resistencia del oponente… y de pronto ¡gancho derecho! En otras palabras, contenido + interacción varias veces… ¡y luego sueltas una oferta!

Rand Fishkin de MOZ lo ha dicho también al explicar por qué los anuncios de muchos, en Google y/o Facebook no funcionan. ¡Nadie compra de un desconocido!

De modo que si grandes expertos te dicen lo mismo… ¿no es hora de dejar de hacer oídos sordos y comiences a generar un poco de contenido que enamore a tu audiencia antes de intentar venderle? Si lo haces seguro dejarás de preguntarte: Por qué no vendo con Facebook.